Reseñas
Leave a comment

Viajamos a ‘Metrópolis’ de la mano de Solar

Si dentro del panorama Indie nacional podríamos fijar a una serie de artistas o bandas y sacar a otros tantos con seguridad, llevándolos a otros parajes social y erróneamente concebidos como intransigentemente alejados de este – tales como el Rock o la electrónica –, la banda de la que hoy os hablo no responde al caso. Ellos son Solar: un grupo alicantino compuesto por Mark, María, Robert y Josep, y su disco se titula Metrópolis.

Aludiendo a lo que comentaba en el anterior párrafo, este grupo nos trae un sonido difícil de enclavar en un único sitio. Nos han brindado con este LP una cuidada combinación entre la sutileza y el lirismo del Indie, el carácter y la garra del Rock y la capacidad de evocar que tienen matices propios de la electrónica o incluso del Folk. Todo ello cohesionado en torno a unas intrigantes letras, así como sendas atmósferas siderales y aguerridas.

Solar 3

El tema con el que abre Metrópolis es “Abismos”, dentro del cual ya venimos observando esa fusión de géneros, el juego con la profundidad y la euforia y las ganas de crear temas capaces de experimentar y jugar al mismo tiempo. La siguiente, “Androide”, será una de las más rockeras. Aquí, Solar ha rasgado las guitarras sin rodeos, con unos toques de bajo y de armonía que crean esa atmósfera espacial de la que veníamos hablando. Destacan, de nuevo y al igual que durante todo el disco, las letras. Estas, personales y profundas, exhiben un cuidado lirismo y denotan la necesidad de poner un poquito de nuestra parte para ejercer una bella tarea de descifrado. A este tema se une “Fausto” como otro de los temas más cañeros del trabajo. Merece especial atención el riff principal, que llenará los 5 minutos que dura la canción de carisma y, por qué no decirlo, también algo de sex appeal.

 

Los singles con los que la banda vino presentándose un tiempo atrás de que fuera publicado Metrópolis son “Respirar” e “Identidad”. El primero, obviando la dosis de epicidad peliculera de su inicio, resulta sumamente pegadizo y fresco, manteniendo el estilo característico del grupo. Eso sí, posiblemente pocos logren descifrar a qué se debe ese interludio de electrónica machacona que aparece a mitad de la canción, aunque cobra un lógico sentido si vemos el videoclip. Menos mal que no nos llevamos esas sorpresas en “Identidad”. Sin embargo, sí que me llama la atención el calado con el que logran unir un ritmo muy rockero de batería con el aire tropical de unas maracas; les ha salido sumamente bien. El tema, más que romper con fuerza, lo hace con electricidad, con un plausible poder de atracción. Otros temas pasan algo más desapercibidos, como el emotivo “Inevitable” – quizá sea por ese Pop de los 2000 al que nos recuerdan sus melodías – o la dulcemente potente “Instintos”. Es también bastante aguerrido y durillo “Vuelve A Amanecer”, cuya temática recuerda a esos amantes despechados y callejeros tan típicos de la escena más introspectiva y nocturna de los años 80 en nuestro país.

Solar 2

Es meritorio de admiración el octavo tema: “Procrastinación”, quizá un punto de inflexión del disco, en el que las fascinantes letras se unen a un estilo más fresco y  cósmico. A ello contribuyen un ritmo fiestero y bailable, una voz robótica que habla con riqueza de una mejora personal y una melodía que nos recuerda a la psicodelia de los mismísimos años 60.

Acabamos Metrópolis con el onírico “Te Han Vencido”, este último sin pena ni gloria, quedando presente la sensación que nos hemos encontrado ante un disco valioso y muy agradable de escuchar. Es uno de esos que aportan variedad, nos dan que pensar y, sobre todo, no llega a cansarnos ni por un instante. Es un atractivo y constante juego de sonidos que Solar estará exhibiendo durante sus próximos conciertos, entre ellos el del FestiJove 2016 (15 y 16 de julio en Polop de la Marina, Alicante) o el del Live Area del Medusa Sunbeach (12, 13 y 14 de agosto en la playa de Cullera, Valencia).

Filed under: Reseñas

by

Amante desorbitado de la música, también del café. Quizá soy un popurrí algo excéntrico de facetas, ideas y aficiones, pero me defiendo bien en todo este jaleo. Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.