Conciertos, Crónicas
Leave a comment

This Wild Life pasaron por Madrid en su ‘Low Tides Tour’

This Wild Life continúa apostando por darle una nueva cara al Pop-Punk con sus ingeniosas propuestas en formato acústico. La más reciente prueba de ello está en su último disco: Low Tides, recién estrenado el 9 de septiembre de este mismo año. El dúo formado por Kevin Jordan y Anthony Del Grosso está de gira con este nuevo trabajo, y anoche Madrid fue una de sus paradas en el tour.

La sala Moby Dick acogía un concierto que vendría precedido por st.Woods, cantautor que  presentó un repertorio personal que se mueve en una onda similar a la de los californianos. Concluida su actuación, This Wild Life subía al escenario dando comienzo al que es su primer concierto en nuestro país, abriendo con el temazo “Pull Me Out”. Desde el primer momento, un público joven y sorprendentemente entregado, que casi llenaba la sala, estuvo a tope cantando temas del dúo como “Hit The Reset” o “Break Down”.

Los cánticos eran enérgicos y audibles hasta el punto de causar la sorpresa del dúo, que podríamos decir que mandó callar a los asistentes a la hora de interpretar – únicamente – el tema “Just Yesterday”, espero que para que se percibieran mejor los falsetes que lo componen y que con destreza dominan estos músicos. This Wild Life cantaron también otros temas de álbumes pasados como el emotivo «No More Bad Days», «History» o «Pink Tie«, que, pese a ser de hace cuatro años, sigue siendo uno de sus temas más escuchados.

img_2683_edited

A priori este era un concierto dudoso. El interrogante de si mantendrían constantemente una línea en acústico convirtiéndolo en un ‘pseudo-micro abierto’ o de si optarían por algún recurso sonoro adicional suscitaba dudas en cuanto al devenir de la cita y en cuanto a qué opción sería la más correcta. No estuvo mal la forma que tuvieron de compaginar ambas caras de la moneda, gracias a la ayuda de un músico en la retaguardia que colaboró en algunas canciones mediante el añadido de sonidos electrónicos, teclados o algún que otro punteo de bajo. Fue muy gracioso observar el ir y venir de un inmenso e interminable número de guitarras entre las que cambiaban para cada canción.

Merece la pena destacar la solvente puesta en escena que los técnicos supieron crear, en un escenario tan pequeño, mediante la combinación del humo y las luces de colores; bonito espectáculo visual. La sala acogería, pues, un ambiente cálido amenizado por una agradable cercanía de los artistas, en el que la calidad de la acústica resultó sumamente gratificante. El concierto finalizaba fuerte, con el hit «Falling Down», con la sorpresa de la actuación de Del Grosso a la batería. Eso sí, muchas personas en la sala hubieran agradecido un bis.

 

No debemos obviar que la música de This Wild Life no será la más adecuada para que un concierto suyo sea objeto de disfrute para muchos. Es un estilo muy concreto, de ambiente a veces marcadamente melancólico y en el que muchos no serían capaces de mantenerse en más de cuatro o cinco canciones. Pero el público allí sabía adónde iba. Y es que hay que recordar que esta cita fue promovida por la plataforma de conciertos Cooncert, que ha democratizado la posibilidad de concertar actuaciones mediante un sistema de propuestas y votaciones de gente que desea ver a artistas de su agrado en directo. Sin duda, este concierto fue una buena prueba de que este sistema aparentemente inestable puede funcionar con eficacia. Tanto es así que This Wild Life seguirá dando conciertos en España gracias a esta promotora, en Barcelona y Manresa hoy y mañana; otras propuestas pendientes de votación desean que se acerquen a otras ciudades como A Coruña, Valencia o Sevilla.