Música, Reseñas
Leave a comment

‘Skin Companion EP II’, lo nuevo y heterogéneo de Flume

Muy alto había dejado el listón Flume con su disco Skin el pasado año. Capaz de emocionar a muchos y de ganarse el afecto de una notable parte de la crítica, el trabajo acabó por valerle un Grammy al mejor álbum de música electrónica. No era fácil, llegado a este punto, superarse a sí mismo para el productor y DJ australiano, que publicaba ayer su último trabajo: Skin Companion EP II.

El sucesor de Skin Companion EP I trae consigo también cuatro canciones, y en ellas un aire general enardecido acompañado de un mayor porcentaje de mal genio, más oscuridad si se quiere. Tres de los cuatro temas son colaboraciones, nada desdeñables además. Tenemos a Pusha T, Moses Sumney y a Dave Bayley, vocalista de los aclamados Glass Animals.

Nos quedamos con poca duda, conforme escuchamos el disco, de que cada una de estas uniones musicales ha dejado impreso su sello personal en sus respectivos temas. “Enough” refleja, en medio de una atmósfera sórdida y punzante de ritmos ruidosos y metálicos, las ambiciones y métodos del Hip Hop actual de la mano del rapero neoyorquino. “Weeknd”, más enérgica a la par que delicada, es probablemente la mejor del EP, con los toques de Soul de Sumney que llegan a partir de su segunda mitad. La canción en la que participa Bayley, “Fantastic”, induce a la confusión; parece que estemos escuchando literalmente un tema de los Glass Animals, llevado un paso más allá dentro de lo electrónico. Será “Depth Charge” el único que logre conservar algo del estilo personal de Flume, pero casi queda diluido entre tantos estímulos distintos.

Flume no ha logrado superarse a sí mismo, aunque, como digo, esto no era tarea fácil. Skin Companion EP II conforma una unión de temas con, como es habitual en el productor, una cuidadísima producción y mucho ingenio creativo. No obstante, al final, acaban quedando aislados los unos de los otros, en parte también por la marcada huella que los invitados han dejado en cada uno, y acaban suscitando finalmente cierto escepticismo al pensar si lograrían sostenerse por sí mismos. Aun así es gratificante y asombroso ver cómo continúa el afán de Flume por seguir creando y explorando su propio estilo para seguir en su avance. Veremos qué es lo próximo que nos llega.

Filed under: Música, Reseñas

by

Amante desorbitado de la música, también del café. Quizá soy un popurrí algo excéntrico de facetas, ideas y aficiones, pero me defiendo bien en todo este jaleo. Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.