Música, Reseñas
Leave a comment

Innovación y fidelidad en lo nuevo de The XX, ‘I See You’

 

Título: I See You

Artista/banda: The XX

Sello Discográfico: Young Turks

Año de publicación: 2017

I See You es el título del tercer álbum de estudio de The xx, recién estrenado bajo el sello Young Turks, y con el que nadie duda de que se había hecho esperar. Su último álbum hasta ahora, Coexist (2012, Young Turks), dejó el listón casi tan alto como lo hizo The xx en su día, y ha pasado casi un lustro para poder escuchar este nuevo trabajo de la banda. Un tiempo nada trivial si tenemos en cuenta que de él han surgido novedades tan encomiables como el progreso de Jamie XX en solitario con su disco In Colour (Young Turks, 2015).

Hoy, con este nuevo trabajo del que se llevaba hablando desde hace ya algunos meses, The xx nos muestran con delicadeza los frutos del tiempo y la maduración de su propio proyecto musical. Haciendo gala de lo que podríamos llamar una “evolución elegante”, la banda británica ha sabido crear  y explayarse manteniéndose fiel a sus bases, a aquello que en su día se postuló como una seña de identidad fuerte y efectiva, todo amalgamado con eléctricos toques de imaginación y frescura. Atrás dejan, con este álbum, el acechante peligro de quedarse estancados en los prolíficos cimientos que tanto éxito les dieron en su momento; han sabido avanzar a partir de ahí y enriquecer su compendio creativo.

Contra todo pronóstico y con una apasionante potencia empieza a sonar esta nueva decena de canciones. “Dangerous” se titula el tema de inicio, y nada tiene que ver con aquellas ‘intros’ a la guitarra tan seductoras e intrigantes del pasado. En este nuevo ciclo The xx entra con todo, bailando al tempo de un ritmazo casi de House en el que matices melódicos entrelazados se complementan con gracia y energía. “On Hold”, por su parte y siendo archiconocido ya entre las playlists de muchos, toma el ejemplo del anterior para constituirse como uno de los temas más pujantes del disco, derrochando un aire amigable y dinámico, a la par que algo bohemio, por qué no decirlo.

Y es que, entre algún que otro aporte adicional de brillo, aquellas atmósferas de melancolía, con gran profundidad y aportes de misterio que con tanto atractivo sabe hacer el trío londinense no han desaparecido. Seguimos encontrándonos con el misticismo y la nostalgia como un guiño al pasado, a algo que parece no desaparecer nunca, como una mirada a su identidad misma. Tampoco se han ido los punteos de sus inconfundibles guitarras, o las pesadas pero cómodas y flotantes líneas de bajo en sus canciones. “Brave For You” nos trae un cálido recuerdo que en cierta medida también conserva “A Violent Noise”, un corte valiente que crece conforme avanza.

Nos alejamos con I See You, eso sí, de aquellas estructuras melódicas tan etéreas y cambiantes de otros de sus temas en el pasado. The xx parecen estar poniéndonoslo algo más sencillo, haciendo más fácil la tarea de seguir unos sonidos y atmósferas con mayor capacidad para enganchar al público, al más fiel o quizá a uno nuevo en actual proceso de búsqueda. Ejemplificado queda con “Say Something Loving”, un tema que intriga a la vez que propaga luz y ternura. El tema que le sigue, “Lips”, se mueve, muy rítmico, entre sonidos ligeramente tropicales componiendo un mid-tempo que, sin duda, es otra de las perlas que nos traen con este disco.

Es sabor de boca que nos dejan The xx concluidos los casi cuarenta minutos de este disco resulta, con sinceridad, verdaderamente agradable. Difícilmente imaginable resulta la existencia de alguna que otra mente reaccionaria que se niegue, en su disgusto, a apreciar este necesario y enriquecedor avance que ha logrado el grupo, enlazando con maestría el ayer y el hoy. Y si lo hace, no sabe lo que se ha perdido.

Filed under: Música, Reseñas

by

Amante desorbitado de la música, también del café. Quizá soy un popurrí algo excéntrico de facetas, ideas y aficiones, pero me defiendo bien en todo este jaleo. Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.