Crónicas, Festivales
Leave a comment

El Festardor regresó con mucha fuerza y energía tras un año de descanso

Tras  un año de reposo, ha llegado el Festardor con más ganas y energía que nunca acompañado de un cartel que deleita a cualquier paladar, dado que tiene gran variedad de grupos y estilos. En esta última edición del festival, nos han acogido durante dos días brutales en Bellreguard. Esta vez con dos escenario y una zona de acampada con muy buen ambiente.

El viernes, en su inicio, la gente empieza a montar las primeras tiendas y a formarse la gran cola para conseguir la pulserita azul y dorada que permitía el acceso al recinto. Atardece y empiezan los conciertos en el escenario acústico de la mano de Cesk Freixas con canciones que nos unen como “Imparables” o “Et dono casa meva” y Poncho K con “Corrientes demolientes”. Cae la noche y los grupos se preparan para dar guerra, destacando la energía de Malonda y Smoking Souls, que se despidieron hasta el lanzamiento de su nuevo disco de Valencia, regalándonos temazos como “Fills de la nit” o el espectáculo cómico que ofrecieron los vascos Lendakaris Muertos, como siempre, liándola al máximo. Para terminar la noche del viernes, seguido del magnifico concierto que ofrecieron Desakato, llegan Mafalda, que nos dieron las buenas noches con sus imponentes palabras llenas de igualdad y lucha interpretando temas de su último disco como “La llorona” y recordando su conocida “En Guerra“. 

Rápidamente amanece, el tiempo vuela y llegan los conciertos en acústico, recibiendo al gran poeta y cantante de Marea; Kutxi Romero, emocionante concierto que pocos se perdieron, y como no sus dos compañeros de cartel Iratxo y el Niño de la Hipoteca, al que todos hemos visto en sus buenos videos de Youtube. Al medio día se inició el concurso de paellas del festival. Una batucada le da ritmo y mueve al camping entero a ritmo de tambor, el ambiente va en aumento y finalmente son premiadas las mejores paellas.

Llega la última e intensa noche en el Festardor, la cual, no dejo nada que desear, empezando de forma muy, muy fuerte con los tres primeros grupos: Fruckop Family, Habeas Corpus y Kaos Urbano, todos ellos con unos directos que no decepcionaron a nadie. En cuanto al terreno del rap, Sons Of Aguirre dejó el listón bastante alto, un concierto muy humorístico en el que la gente participó bastante y fue después de ellos cuando llegaron Los Chikos del Maíz, que consiguieron poner la piel de gallina al público con sus palabras tan calantes con canciones como “Bolero en Berlín” o “Los invisibles”. Al rato de terminar los valencianos, se vuelven a encender los focos y encima del escenario se encuentra Non Servium, cabeza de cartel y concierto en el cual los más y los menos punkies disfrutaron de este concierto, ¿quién se lo querría perder? La noche va llegando a su fin, pero la gente sigue con los “viciosos” de Reincidentes y Los De Marras, que nos hicieron cantar bien alto “A tu vera”, “Hoy” u otros temazos. Para dar por cerrada la noche y el festival, llegan Prozak Soup en petit comité pero con mucha tralla con temas como “Bang Bang“. 

Podéis ver ya gran parte de las fotos que hicimos durante el festival en nuestro Flickr.