Conciertos, Crónicas
Leave a comment

Panic! At The Disco hacen temblar Madrid

Si bien fue un concierto anunciado con poca antelación – teniendo en cuenta que la gira Europea se anunció en Mayo -, no hay duda de que todo el mundo ansiaba ver una banda que hacía más de 8 años que no pisaba España, consiguiendo un Sold Out en un abrir y cerrar de ojos.

Empezó la noche el grupo de Barcelona LANCASTER, que anunciaba su retirada de la música por tiempo indefinido. Tocaron temas propios de su último disco Journeys, una cover de DNCE “Cake By The Ocean” y otra cover de Justin Bieber “Let Me Love You”, acabando con su último single “Dig Me Up”. Desde luego, el grupo hizo su trabajo perfectamente, ya que animó a todo el público, que coreaba algunos estribillos de temas de la banda, bastante pegadizos, y las covers.

lancaster

A las 21:30h, empezó EL show. Panic! At The Disco empezaban su concierto con “Don’t Threaten Me With a Good Time”, “Vegas Lights” y la mítica “The Ballad of Mona Lisa”, y el público estalló. Incluso el stage man de la banda subió un vídeo a Twitter alucinando con que se oyera más al público que a Brendon, en algunas ocasiones, cosa que hizo que el señor Urie se viniera cada vez más arriba, interactuando con el público en todo momento y diciendo que “el público estaba siendo genial” y que era “uno de los mejores conciertos de su vida, y no lo decía por decir”.

Uno de los momentos más aclamados del show fue cuando Brendon Urie subió a su piano y sonaron las primeras notas de “Bohemian Rhapsody”, original del grupo Queen, la cual Panic! hicieron una cover para la banda sonora de Suicide Squad. Hubo más de algún llanto en esas primeras notas, ¡y nosotros que nos alegramos que la incluyeran en el setlist!

Llegó el momento del encore, que empezaba con “I Write Sins Not Tragedies” y Urie dejó cantar toda la primera estrofa a los fans, gritando antes de empezar en el estribillo “Oh, Dios Mío!”, siguiendo ese encore con otra mítica canción “This Is Gospel”, única canción en la que toca la guitarra, y acabando con “Victorious”, single de su último disco Death of a Bachelor.

Si tuviera que puntuar el concierto del 1 al 10, sin duda un 11 y quedándome corta. Los músicos, en los que se añadieron instrumentos de viento, como trompetas y saxos, de 10, Brendon de 10, el público de 10. Una noche que no se podrá olvidar fácilmente. Esperemos que no vuelvan a pasar 8 años hasta que Panic! At The Disco decidan volver.