Conferencias
Leave a comment

Carmen Boza visita La Térmica en Málaga

La Térmica es un espacio multidisciplinar ubicado en Málaga donde se realizan numerosas actividades, exposiciones, talleres… Uno de esos talleres fue el organizado por Mars Music Academy, en el que se trataron diversos temas de la industria musical, entre ellos la autogestión. Para ilustrarlo un poco más, decidieron invitar a Carmen Boza quien pudo editar su primer disco gracias a una campaña de Crowdfunding.

La suya es una auténtica historia de amor por la música, pero especialmente, por la guitarra. Cuando tenía 15 años y seguía viviendo en La Línea (Cádiz) empezó a tocarla y a disfrutar de ella. Según nos contaba nunca tuvo la pretensión de dedicarse de manera profesional a la música, ya que era un momento privado en el que podía disfrutar de lo que más amaba. No fue hasta poco después de la llegada de Youtube a España, cuando empezó a compartir covers en esta red social y comenzó a interactuar con un público que aunque no estaba presente, podía disfrutar de todos los sentimientos que transmite su música. Fue ese momento en el que se dio cuenta que no era ella la única que disfrutaba cantando, sino que había gente fuera que lo hacía escuchándola.

El tiempo pasó y mientras ella seguía subiendo su música a la red, por motivos relacionados con su carrera como diseñadora se mudó a Málaga, ciudad en la que tuvo su primer contacto directo con el público. Allí le dieron la oportunidad de tocar en pequeños garitos de la ciudad, donde coincidió con numerosos artistas. Personas de otras ciudades se empezaron a interesar todavía más por su música y querían poder disfrutarla fuera de las pistas que subía a internet, lo que le llevó a compaginar su trabajo en la oficina con sus primeros conciertos en ciudades como Sevilla o, incluso, Barcelona. Después de algún tiempo llevando esta doble vida de conciertos y oficina, decidió probar suerte en Madrid e intentar vivir exclusivamente de la música.

En la capital no tardaron en lloverle ofertas para tocar en diferentes lugares e incluso alguna discográfica se interesó por ella. La gaditana disfrutó mucho al principio y vivió experiencias inolvidables en su carrera, pero decidió parar en el momento que la música se le presentó como una rutina y no una pasión, lo que siempre había sido para ella. Así que después de un tiempo, dejó de tocar en garitos de Madrid aunque no abandonó la ciudad y mucho menos la música, de la que seguía disfrutando como al principio, en solitario. Por cosas del destino, volvió a los escenarios de la mano de Auryn, a los que acompañó en una de sus giras como teclista. Este tour ha sido el contacto más directo que tuvo Boza con la música de masas, ya que llegó a tocar delante de 60.000 personas.

Bajo su lema de disfrutar todo lo que haces en cualquier momento, siguió haciendo música hasta que en 2014 decidió empezar una campaña de Crowdfunding para financiar lo que sería su primer disco, La Mansión de los Espejos. A pesar de las dudas y las encuestas que realizó la gaditana antes de lanzar la campaña, ésta tuvo un éxito rotundo, consiguiendo y sobrepasando el objetivo de 10.000€ en tan solo 8 horas. Al final de los 4 meses que estuvo activa la campaña, consiguió prácticamente triplicar esa cifra, llegando finalmente a los 25.800€. Con la ilusión que esta iniciativa le había dado, comenzó a grabar su disco de la mano de C4Music Management, con los que consiguió terminar su esperadísimo primer disco.

Esta es la historia de cómo Carmen Boza pasó de componer canciones en la más íntima soledad a que 878 personas hicieran su sueño realidad y pudiera editar su primer CD. Después de esto, todo siguió rodado, y nunca mejor dicho porque empezó a girar por España y a conocer en persona a todos los que habían hecho posible que recorriese el camino hasta allí. Su vida ha dado muchas vueltas, pero tiene claro que no quiere únicamente vivir de la música, sino que quiere vivirla. Vivirla componiendo, grabando, tocando para sus amigos o delante de miles de personas.

Ahora se encuentra inmersa en la composición de su segundo disco de la mano de Warner Music, girando y viviendo nuevas experiencias como la del primer festival en el que canta, el SanSan Festival, celebrado recientemente en Gandía. La relación de Carmen Boza con la música empezó hace ya mucho, y los dos últimos años han supuesto un nuevo punto de inflexión en su trayectoria vital-musical, que esperamos que sea larga y productiva para poder seguir disfrutando de su talento.

CarmenBoza_fotoELMUNDO

Foto promocional de Carmen Boza