Música, Reseñas
Leave a comment

Así suena ‘Everything Is My Family’, lo nuevo de Crystal Fighters

Si hace tres años, con Cave Rave, Crystal Fighters denotaron la entrada en una nueva vía sonora buscando su redefinición, la constatación de la misma nos llega con este nuevo álbum publicado ayer. Se titula Everything Is My Family, y nos llega después de haber salido a la luz dosificadamente cuatro de los temas que lo componen. Según dijo la propia banda, que ha recorrido el mundo “reconectando con la naturaleza y aprendiendo a tocar instrumentos olvidados”, es más bailable, más psicodélico, más tropical, más desfasado, más luminoso, más hermoso y más todo”. No es como para crecerse de esa forma, pero no van mal encaminados.

Crystal Fighters ha optado por mantener ese abanico de ritmos y sonidos tropicales que tanto nos recuerdan al folclore típico de zonas de África o Sudamérica. Así, “Good Girls” o “Yellow Sun” vuelven a hacernos sobrevolar estas deliciosas atmósferas, con un derroche de energía y buenas vibraciones que incitan con gracia al baile, a la celebración. También, sin perder este matiz, han sabido calmar un poco su explosividad como se ve en “The Moondog” o “Living The Dream”, aspecto con el que no supieron lidiar en el pasado.

Everithing Is My Family cuenta, con unos cuantos bombazos que tan bien se le da hacer a Crystal Fighters desde el 2013. “Yellow Sun” es uno de ellos; otro es el flamante “All Night”, que se agarra en nuestra cabeza como si fuera una lapa. Menos es más; un aire tribal y una simplicidad muy bien llevada han sido capaces de hilar uno de los mejores momentazos en la escucha del CD. La misma potencia exhibe “Lay Low”, que no es tan pegadizo como la anterior pero te atrapa todavía más incluso. Un tema sumamente trabajado, honesto y natural, se nota el cariño.

Square Hi-Res smallPero el maná de éxito asociado a esa tendencia tropical no es infinito. En Cave Rave ya podíamos atisbar que el uso poco perfilado de este recurso podría hacerles caer en una sobreexplotación muy poco deseable. Lo que han optado por hacer en Everything Is My Family es aportarle a esa línea que, al parecer ya se ha hecho identitaria del grupo, un background algo más electrónico que les permite desenvolverse con mayor soltura. Todavía tienen en este campo mucho camino por delante, todo sea dicho. Si bien es cierto que “Live For You”, un tema con ‘vocals’ muy próximos a Daft Punk y un sello personal muy futurista, resulta precioso, “In Your Arms” parece dar el patinazo con una fórmula muy vistas entre las listas de éxitos que poco logra concordar con su identidad. Con “Ways I Can’t Tell”, que suena infantil y predecible, tampoco les sale del todo bien la jugada.

Crystal Fighters parece haberse decidido por permanecer por una vía que hasta la fecha no ha dejado de traerles éxito. Ya no escuchamos la prisa de hace unos años; la banda ha madurado y parece haberse reafirmado en su estilo tropical y enérgico, ahora. Unos cuantos temas parecen estar destinados a que haya quien pulse “siguiente” en su reproductor, y otros funcionarían a las mil maravillas de forma independiente. Esperamos que las fuerzas se compensen y el álbum funcione bien como un único bloque.

Filed under: Música, Reseñas

by

Amante desorbitado de la música, también del café. Quizá soy un popurrí algo excéntrico de facetas, ideas y aficiones, pero me defiendo bien en todo este jaleo. Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.