Música, Reseñas
Leave a comment

Agradables sorpresas con el primer LP de Sundara Karma

Nadie dudaría de que el éxito del grupo británico Sundara Karma ha ascendido tan veloz como un cohete. Nos han sorprendido a todos con una propuesta cada vez más sonada y en relativamente poco tiempo. Es por ello que ya se hacía esperar el lanzamiento de su primer álbum, que llegará el próximo 6 de enero y al que hemos podido tener acceso en exclusiva. El título de este trabajo es Youth Is Only Ever Fun In Retrospect, y contiene algunos temas del grupo que ya nos son bastante familiares, como “She Said”, “A Young Understanding” o “Flame”, así como otros nuevos para acabar componiendo una docena de canciones que, sin duda, será capaz de hacerse un hueco entre las propuestas más interesantes de los primeros meses del año próximo.

Bien podría ser este disco una declaración de intenciones por parte del grupo, un libro de estilo bien definido para una banda con un pie dentro y otro fuera dentro de las tendencias del mercado musical del Reino Unido. No faltarán, pues, multitud de matices que recuerdan al Britpop más joven y desenfadado – algo nostálgico a veces –, aunque exista un deseo manifiesto de escapar de esos encajes. Así será como nos brinden composiciones también capaces de jugar y aportar variedad de color al conjunto completo de canciones. La reiterada presencia de temas atractivos de cantar y susceptibles de enganchar al público convierte a Youth Is Only Ever Fun In Retrospect en la prueba fehaciente del buen recibimiento que ha tenido el grupo.

Como joyas de la corona de este trabajo podríamos colocar con seguridad a “She Said” y “Flame”, este último su tema más reciente. La primera podría ser tomada sin problema como un fiel reflejo de la identidad musical de Sundara Karma. Es arrasadora, enérgica a la par que luminosa. Casi al instante podemos intuir lo pulido de su trabajo, y darnos cuenta de un aura que parece rodear todo el disco, y que hace pensar en un cariño constante que ha quedado impreso, en un alma y una pasión puestas en juego para crear este trabajo. “Flame”, por su parte, es un rompedor intercambio de energías y fuerzas. Tiene un toque rebelde, también tierno y con algo de locura en un constante fluir instrumental y melódico. Y no nos olvidemos de “Loveblood”, una de las primeras del grupo así como de las más cañeras, o la ecléctica “A Young Understanding”, muy a tener en cuenta y que seguro que harán moverse a muchos en los directos.

Poco se puede objetar a este álbum, verdaderamente. Si bien el tema más onírico, “Happy Family”, suena más discordante de lo que pudiera resultar cómodo durante toda su estructura, pese al empeño por la creación de una atmósfera natural y viva, llama especialmente la atención “Olympia”, donde nos acompaña un trío de notas durante toda una canción sencilla, directa y efectiva.

Dentro de unas semanas asistiremos al estreno, pues, de uno de los discos que más gusto podría causar entre el público amante del Indie Rock internacional, quizá más en aquellos con especial cariño a los primeros y más jóvenes pasos del género. Youth Is Only Ever Fun In Retrospect derrocha libertad y ambición, y nos brinda una poliédrica combinación de atmósferas con las que ilustrar el sonido de este próximo 2017.

Valoración: 3,5 / 5

Filed under: Música, Reseñas

by

Amante desorbitado de la música, también del café. Quizá soy un popurrí algo excéntrico de facetas, ideas y aficiones, pero me defiendo bien en todo este jaleo. Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.